martes, 4 de agosto de 2015

"EDGAR ALLAN POE, EL MAL Y SUS MAQUINACIONES"

Más allá de que este es un sitio sobre música, también sabemos que hay muchos nexos entre la literatura  fantástica el rock y el cine, es por eso que este gran escritor de lo oscuro y siniestro marco una profunda huella en varios intérpretes del siglo pasado y el actual, que adaptaron parte de la obra de Edgar Allan Poe poniéndole música o tan solo tomando algún título de sus cuentos o historias para nombrar una banda o una canción.
Para dejar esto sentado sobre bases empíricas vamos a enumerar un par de referencias antes de pasar a este excelente ensayo de Lucio P. Fantini, quien nos muestra que no solo del rock vive y muere el hombre. El primero en adaptar a Poe en la música popular fue el crooner Frankie Laine en 1957, con una versión de “Annabel Lee”.  El próximo fue el músico country Jim Reeves, con una versión del mismo poema "Annabel Lee" en 1963 en su álbum “Talkin' To Your Heart”. Bob Dylan en 1965 en su canción "Just Like Tom Thumb's Blues”, hace referencia a la "Rue Morgue Avenue". La cantante folk  Joan Báez también incluye "Annabel Lee" en su disco Joan de 1967. Ese mismo año los Beatles  es su disco “Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band” incluyen a Poe en el arte de dicho disco y lo nombran en la canción “I am the Walrus”. Durante los 70’s Queen realiza la canción “Nevermore” basada en el cuento “The Raven”, en su disco Queen 2 de 1974. Dos años después el grupo británico The Alan Parsons Project edita el álbum “Tales of Mystery and Imagination”, basado en historias poemas y cuentos de Poe. Durante la década siguiente en los Usa la máquina de Rhythm Blues Garage  The Tell Tale Hearts, toma su nombre de un cuento de Edgard Allan. Los ska punk The Cherry Poppin' Daddies registran la canción "Teenage Brainsurgeon" que hace referencia  “A Descent into the Maelström” y “The Imp of the Perverse”, relato que se analiza a continuación, en su placa “Ferociously Stoned” de 1990.
Y más recientemente The White Stripes, homenajea a Poe y su cuento corto, "The Masque of the Red Death" en su single "Red Death at 6:14", o Lou Reed  en su disco doble “The Raven” que está basado enteramente en la obra de este popular escritor Americano. Para ir cerrando esta conexión entre Edgar Allan Poe y la música popular que llamamos rock citare otros nombres que han incluidos a Poe en algunas de sus canciones como: Green Day, Peter Hammill de Van der Graaf Generator, The Yardbirds, The Smithereens, Tangerine Dream y Siouxsie and the Banshees, entre tantos que se han atormentado con las oscuras y corruptas historias de este escritor nacido el 19 enero de 1809 en Boston, Massachusetts, y que falleció el 7 de octubre de 1849, a la edad de 40 años en Baltimore, Maryland, Estados Unidos.

                                                                                                                                                   


EDGAR ALLAN POE, EL MAL Y SUS MAQUINACIONES


“La mayor astucia del demonio
es la de hacer creer que no existe.
El diablo trabaja mejor con la ingenuidad.”
Baudelaire

  

Edgard Allan Poe fue un escritor que revolucionó el cuento corto, porque no sólo cuenta una historia, sino que expone sus propios procesos de pensamiento. Casi siempre son monólogos sostenidos por narradores al borde de la locura, que vivieron o hicieron algo terrible y mediante la confesión intentan calmar su alma.

Encontró la sustancia de su arte ahí donde la conciencia aparta la vista por reflejo. Sea muerte de la mujer amada, venganza, autodestrucción o soledad, en Poe, vida y obra se funden en un conflicto de tal intensidad, que el Pathos de su existencia pareciera estar luchando aun hoy en sus relatos.



Este es el link para leer el relato de Edgard Allan Poe que se analiza a continuación.


*

En el relato The Imp of the Perverse mediante una serie de sortilegios bajo la forma del ensayo, el autor nos introduce en la que afirma sería una tendencia tan intrínseca al ser del hombre, como inestimada por las ciencias. Un sentimiento radical, primitivo e irreductibleUn móvil sin motivo, un motivo no motivado, que los moralistas que lo precedieron han pasado por alto, justamente por no encontrarle una causa.

La acepción a la que hace referencia con Perverse, en este caso no se trata de gran maldad o corrupción, sino más bien obstinación tenaz,  encarnizamiento en hacer lo que no se quisiera o no se debiera hacer, por el mismísimo hecho de que no se lo quiere o debe hacer. En esto, nos dice, radica su fuerza incontrolable.

 Luego nos da tres ejemplos familiares en los cuales somos víctimas de este demonio: La postergación de una tarea por la precisa razón de su acucia, el deseo vertiginoso de lanzarnos al vacío propulsado por el terror que nos impele la caída.

Pero sobretodo nos presenta en un principio y de manera evidente como una carta robada -para que así nos pase más desapercibido- el ejemplo del mortal como cualquiera, que atormentado por el vehemente deseo de torturar a su interlocutor con circunloquios, tiene la intención de agradar.

Este es el caso velado del narrador, que ahora procede a sacarse la máscara de ensayista y nos sorprende con su crimen. El Mal ejerce su hegemonía en la misma medida en que permanece inobservado. Incautos, pues no imaginábamos sus implicancias, aceptamos las premisas precedentes, que justifican su homicidio, casi convirtiéndonos en cómplices del asesino. Él se convierte en víctima y racionalizado su impulso, demuestra no estar loco.

 A continuación detalla cómo metódicamente llegó a ser impune y durante años disfrutó de los bienes materiales que le trajo la herencia del muerto. Pero el mal se impone en la vida del mismo modo que un día nos encontramos existiendo. Sólo en la autodestrucción o el castigo, es que se puede eludir el precio del crimen y la muerte la única esperanza.


Lucio P. Fantini 

El ensayo se presentó en el octavo encuentro y desenlace de "FILOSOFIA DE LO SINIESTRO" llevado a cabo en Librería CLÁSICA Y MODERNA en el 2013 siendo invitado Lucio P. Fantini como especialista en vida y obra de Edgar Allan Poe por el Maître ès Philosophie, egresado de la Universidad de Paris IV- Sorbonne, Guido Mizrahi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario